Han comenzado los combates del peso pluma, en el Team Miocic tenemos a Kyler Phillips y representando al Team Cormier está Brad Katona. Estos dos muchachos, en mi opinión, ya tienen categoría para estar en UFC. Ambos han estado entrenando diferentes tipos de artes maritales desde una edad muy temprana y están muy preparados.

Durante los entrenamientos para la preparación de esta pelea trabajé estrechamente con Kyler. Él tiene habilidad en todas las áreas y una gran actitud hacia la lucha. Él es un apasionado, pero lo que realmente destaca en él es su lado espiritual. Hablamos durante horas sobre la vida, sus luchas, entrenamiento, seres queridos y más,  algo que realmente admiré de él fue su confianza en sí mismo. Él vive para las artes maritales; es su religión. Es genial ver a alguien tan joven con tanta pasión y con claridad en sus propósitos.

Desde el primer día que me topé con él estaba seguro que iba a estar en la final, luego lo confirmé entrenando con él. En cuanto a las selecciones del equipo, no fue ninguna sorpresa que Stipe Miocic lo eligiera el primero. Cuando también me eligieron para Team Miocic me sentí aliviado por dos razones: podría aprender mucho de Kyler en el entrenamiento, y no quería entrar en la matriz!

Mi pronóstico para esta pelea era victoria para Kyler al 100 %. En mi opinión él tiene ventaja en velocidad y potencia. No podría decir mucho sobre habilidades de Brad porque no lo conocía demasiado bien. Mi única experiencia fue lidiar con él por un par de minutos y ver algunas imágenes suyas con Kyler, pero lo que percibí de Brad es que él es un artista marcial nacido que también es un tipo muy inteligente, con una gran mente para luchar, y una persona extremadamente humilde.

Él es alguien que toma este deporte MUY en serio y otra cosa que todos saben sobre Brad es que siempre fue el último en irse del gimnasio. Las palabras “Date prisa, Brad” parecían hacer eco a lo largo de esta temporada, y esto no se debió a que fuera egoísta. Se puede resumir con su rutina post entrenamiento, haciendo siempre baños de hielo y sauna después de cada clase, que se extiende donde la mayoría de la gente solo quiere ir a casa y repostar y repostar. Aquí es donde Brad era diferente: tiene un método y se mantiene fiel a él, sin importar la presión externa de sus compañeros de equipo, además de cualquier persona que se entusiasma tanto con la ciencia que no se deje enredar!

Ser parte de un equipo es genial, y siempre he sido un jugador de equipo que toma fuerza de la gente que me rodea, pero este es un tipo de equipo muy diferente, porque aunque compitamos contra los demás, todos estamos aquí por nuestros propios sueños y nuestra propia misión. Entonces, incluso cuando tu compañero de equipo compite, usted no está allí solo para mostrar su apoyo, tienes que tomar nota mentalmente de sus fortalezas y sus debilidades porque, al competir en este torneo, nunca sabes lo que va a suceder o con quién terminarás metiéndote en la jaula.

En el pesaje, todos los miembros del equipo azul se sintieron seguros, aunque podías sentir lo mismo desde el Equipo Cormier. Ambos peleadores son grandes profesionales, pero algo cambió durante la recesión. En mi opinión, cuando los dos luchadores se pararon cara a cara y las gafas de Brad se apagaron, todo fue muy intenso, y en ese momento, simplemente sabías que todos pensaban lo mismo: Esto va a ser una gran pelea.

Fue la primera vez que me sentí nervioso por Kyler y sentí la confianza que brotaba de Brad. La pregunta cambió de “¿Cómo terminará Kyler esta pelea?” A “¿Será ‘The Matrix’ la kriptonita de Superman?”

Fue divertido, ya había visto a Brad y Kyler interactuar en la casa antes, pero cuando se encontraron cara a cara, tuve una idea real de la pelea, y todo cambió. Si no ha visto los pesajes en vivo antes o cerca, es difícil de explicar, pero puede aprender mucho en esos momentos.

La mañana de la pelea, un par de entrenadores se acercaron para ayudar a Kyler a estirarse y golpear las almohadillas para dejar volar sus pulmones, algo que Kyler me dijo que le gusta hacer antes de las peleas. Kyler parecía relajado y preparado para la pelea, así que mientras nos sentábamos y esperábamos a que los cazas hicieran la caminata, se podía sentir la emoción entre ambos equipos por este combate. Luego llegó Dana White, así que sabíamos que esa era la señal para que los combatientes pudieran caminar. Aquí vamos: ¡Dos de los tipos más talentosos de la casa van a la guerra!

Kyler entra primero con una mirada relajada, y Brad entra con una mirada asesina poseída. Primera round: Kyler parecía tener el control con algunas manos rápidas y mucha movilidad. Pero Brad se mantuvo sólido en todas las distancias. Kyler tuvo el primer derribo y control dominantes, pero en realidad no hubo nada más de eso. Brad comenzó a subir la presión, comenzó a aterrizar algunas patadas desagradables que jugarían un papel importante en la pelea. Para mi el primer round fue para Brad solo por anotar más daño.

El segundo round fue más cerrado, Brad fue muy exitoso con sus derribos y patadas. Kyler comenzó a cobrar vida en el segundo, pero era demasiado tarde para la fiesta, ya que las peleas en el programa son solo de dos asalto de cinco minutos (a menos que haya empate). Lo hacen por el estilo de torneo y por tener tantas peleas tan juntas. Menos asaltos evita grandes lesiones y cortes para que las personas no se retiren de las peleas en las últimas etapas de la competIción.

Sentí que Brad ganó el primer y segundo asalto, pero fue una pelea muy igualada, y fue una gran pelea. Kyler estaba demasiado relajado al entrar en la pelea, entró con mucho respeto, dejando que Brad tomara la iniciativa la pelea y ganara confianza, y una vez que encontró la manera de colocar  esa patada baja, Brad comenzó a tomar el impulso de la pelea.

“Estaba realmente impresionado de cómo Brad se manejó en la pelea, incluso al entrar en la pelea contra uno de los luchadores favoritos para llegar a la final, mantuvo buena compostura y presionó a Kyler durante toda la pelea, utilizando sus armas también. Brad sin duda se colocó allí como uno de los mejores luchadores en esta temporada y uno a vigilar.

Así que ahora le toca al Team Cormier para la próxima selección de lucha, su primera selección de pelea liviana de la temporada. Luis Peña se enfrenta a José Martínez, que es una batalla que tiene carnicería escrita por todas partes. Luis tiene algunos golpes muy hábiles, y a mi hombre José le encanta tirar abajo, un luchador de combate real. Terminamos el Episodio N º 2, y es 0-2 para el Equipo Cormier, pero aún es temprano, así que estad atentos y no empieces a vender la piel del oso antes de tiempo.

Jay Cucciniello (8-0), cada semana estará blogueando sobre “The Ultimate Fighter 27” en MMAjunkie. Y traducido al español en la página de AFL.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies