El próximo 17 de marzo se disputará el AFL-14 Canarias, una de las veladas más importantes de Europa de MMA. La promotora Ansgar Fighting League ha querido celebrar en Gran Canaria su evento principal de este 2018 con un plantel de luchadores de máximo nivel mundial.  El Gran Canaria Arena será el escenario para que el AFL-14 Canarias se convierta en un referente en el calendario anual del MMA internacional.

Entre los luchadores que participarán en esta velada destaca un grancanario. Nacido en el municipio de Telde y actual campeón de la AFL en la categoría peso welter, Juan Manuel Suárez, veterano luchador que pertenece al equipo Taz Jinámar, tiene un récord de 24 victorias y 9 derrotas. Con 39 años es cinturón negro de jiujitsu brasileño, campeón de España de grappling en varias ocasiones y con varios títulos internacionales en esta disciplina, es uno de los competidores más activos de nuestro país y todo un referente dentro de las MMA en España.

Juanma Suarez defenderá su título el próximo 17 de marzo ante el mejicano Erick “Perry” Montaño, luchador que ha participado en la UFC, la liga de MMA más importante del mundo, en lo que será uno de los combates estelares el próximo 17 de marzo.

Actual Campeón del Mundo de Artes Marciales Mixtas y posiblemente el mejor peso Welter de España, Juanma Suárez es un deportista autodidacta que se ha hecho a sí mismo, llegando a convertirse en la actualidad en unos de los mejores luchadores en el panorama internacional. Con 38 años y padre de dos niños a los que inculca su pasión por el deporte y la disciplina de las Artes Marciales, Suárez se ha convertido en uno de los peleadores más respetados en España. Aunque si de algo puede sentirse especialmente orgulloso este hombre criado en Jinámar, es de haber sacado de la calle a muchos jóvenes de su barrio y hacer de ellos hombres de provecho gracias al deporte.

Entrevistamos a Juanma Suárez en el gimnasio Taz Jinámar donde prepara la defensa de su cinturón ante Perry Montaño el próximo 17 de marzo en el Gran Canaria Arena.

Juanma, ¿Cómo va tu preparación de cara a tu combate con Montaño?

Bueno pues no hago nada especial, yo me preparo durante todo el año y cuando llega alguna pelea no suelo cambiar mi rutina. Entreno todos los días de la semana, así que siempre suelo tener un buen tono físico y no tengo que acelerar mi preparación meses antes de una velada.

Juanma, tú en realidad empezaste en el fútbol.

Si, estudiaba educación física, entrenaba y preparaba a equipos de fútbol. Siempre vinculado al deporte.

¿Cómo se produjo el cambio?

Mi compañero, hoy socio en el gimnasio, Julio Santana, siempre practicó artes marciales, y me habló del Jiu Jitsu brasileño. Pero a mí me gustaban los deportes más cañeros y no le hice caso. De repente hubo un momento en que luchábamos juntos, y Julio empezó a dominarme, a cogerme posiciones de ventaja, cuando él siempre fue inferior a mí en peso. Entonces me dije, uff, esto es un deporte eficaz.

Te criaste en Jinámar. ¿Había más gente practicando como vosotros?

No, no, fuimos Julio y yo. Éramos deportistas, no bebíamos, ni tomábamos drogas…y teníamos una asociación juvenil. Nos cedieron un local y nos planteamos ofrecer clases gratuitas a los jóvenes. Ahí empezó todo.

¿Tu primer combate?

Yo era buen atleta y se me daban bien todos los deportes. Era una disciplina joven, todavía había pocos practicantes y era bastante fácil destacar. Llevaba un año y pico, apenas se habían celebrado veladas en España y mi entrenador Juanky Sosa me habló de un evento en Tenerife y de que estaban buscando peleadores de mi peso. Y fui. No con mucha experiencia, pero bueno.

Y a partir de ahí…

Empezaron a contar conmigo. Hice un buen papel, gané la primera lucha. Perdí en la final contra un cinturón negro que me llevaba bastante experiencia, pero competí muy bien y di buena imagen. Ahí empezaron a hablar un poquito más de mí.

Juanma, ¿cuántas peleas profesionales llevas?

Mi récord ahora mismo es de 24 victorias y 9 derrotas.

Es decir, que llevas 33 peleas. ¿Te ves muchos más años?

Siempre me he cuidado bastante, no trasnocho, entreno todos los días cuatro o cinco horas, cuido mi alimentación y la verdad es que ahora me siento mejor físicamente que cuando tenía 20 años. De momento no pienso en retirarme, me encuentro cien por cien en forma.

Tu hijo y tu hija también entrenan. ¿Cómo ven en casa todo esto?

Mi mujer me conocía antes de dedicarme a las Artes Marciales Mixtas y al principio me preguntaba que por qué tenía que estar peleando, lo típico. Le dedicaba muchas horas al gimnasio y al principio no nos daba dinero, era todo altruista. Pero con el tiempo vieron que el que insiste al final termina consiguiéndolo.

¿Qué dicen tus hijos cuando te ven en la jaula?

Nosotros lo vivimos de una forma muy natural, desde que son pequeños me han visto pelear, van a las veladas, me animan y ellos son competidores también.

¿Qué les dirías a aquellos que ven excesiva violencia en este deporte?

Yo he estado en eventos por todo el mundo y hay bastante respeto entre los luchadores. Desde fuera puede parecer agresivo, pero nosotros no lo vemos así. He jugado al fútbol muchos años y llegué a ver más violencia en un campo de futbol que en un gimnasio donde se practican deportes de contacto.  En el futbol no se canaliza la violencia, y por eso ocurren muchos episodios violentos tanto en las gradas como el propio terreno de juego. Yo en mis clases trato de canalizar esta violencia con mis alumnos y obtener de ella recursos para luchar, pero siempre con unas reglas. Entrenamos a diario, estamos acostumbrados a recibir golpes y en el combate no vamos pensando “yo quiero matar al otro”. Es un deporte, una estrategia, yo tengo que ganar con todos mis recursos y el rival también. En los momentos previos a la pelea hablas con tu rival. Después sales a pelear y quieres ganar, como en cualquier deporte. Pero termina la pelea, saludas al contrario y todo pasa a otro plano.

¿Qué supone para ti la AFL-14 Canarias?

Por suerte o por desgracia, no tengo muchas peleas aquí en la isla, habré peleado unas cinco o seis veces, el resto siempre han sido en el extranjero. Pelear aquí es un aliciente que te anima, delante de las personas que tú conoces, en tu tierra. Lo cierto es que lo afronto con ilusión, con bastantes ganas. No es una pelea más. El hecho de ganar o perder, yo sé que es parte del deporte y voy a entregarme al máximo. Pero lo cierto es que vas más motivado.

Te has criado en un barrio humilde, seguro que has visto a chicos que se han quedado sin trabajo, que se han enganchado a las drogas, que pasan el día por ahí sin hacer nada… ¿Ayuda este deporte a salir de la calle?

A los chavales, mientras menos tiempo pasen en la calle, mejor. Si no trabajan, si no estudian, pues tienen que ocupar su tiempo en algo. Si están en la calle se arriman a gente a la que no tienen que arrimarse. Aquí hay chicos que empezaron con 13 años y hoy son hombres, tienen hijos. Entrenan toda la tarde y yo sé que aquí están bien, están con gente sana y están alejados de todo tipo de cosas.

Eres uno de los luchadores más respetados a nivel nacional ¿Qué tiene el luchador canario que lo hace diferente al luchador de la península?

Pues no sé el motivo, pero en Canarias hay una tradición muy fuerte en deportes de contacto. No sólo en Jiu Jitsu, o MMA, también Kick Boxing, en Judo… Quizás se debe al buen tiempo durante todo el año, que te anima a entrenar más. Puede deberse al carácter, aquí en Canarias la gente es más abierta, parecen gustar más los deportes de este tipo. La verdad es que el número de gimnasios de artes marciales que hay aquí en la isla, comparado por ejemplo con Barcelona, que nos duplica en población, es superior.

¿Se reclama entonces más popularidad en Canarias para este tipo de veladas?

Las Artes Marciales Mixtas son un deporte en expansión, al final lo que hacía falta es que llegara a la gente que no lo conocía o sólo lo había visto alguna vez en Youtube. Hoy en día en España, con las plataformas de televisión, la gente empieza a conocer los nombres de los peleadores profesionales, de los eventos. Y ahora a las veladas va todo tipo de público. Al final la televisión es el mejor medio de difusión.

Tienes 39 años. Llevas luchando desde los 24. ¿Cuál ha sido tu momento más difícil?

Para mí el deporte es mi forma de vida. Ni me alegro tanto por las victorias ni sufro por las derrotas. Yo entreno, me gusta competir, disfruto con los colegas en el gimnasio. Yo lo veo así, somos deportistas y tenemos que estar para las buenas y para las malas.

Tus hijos, que entrenan contigo, ¿quieren parecerse a ti?

Mis hijos ahora mismo practican Judo, Lucha Libre Olímpica y Jiu Jitsu brasileño, no practican deportes de golpeo. Yo creo que los niños tan pequeños deben empezar por deportes de lucha, de agarre. No sólo por una cuestión física, sino por inculcarles disciplina, unos valores.

Tu das clase desde hace casi quince años. Imagino que entonces apenas había chicas. ¿Cómo lo ves hoy en día?

En nuestro gimnasio a las chicas las tratamos igual que a un chico. Cuando una chica viene a apuntarse le explicamos que no hay clases específicas, ni horarios diferentes, que ella es una más. Me gusta que se apunten, que ellas luchen por sus cosas. Que en un gimnasio entrenen todos juntos y que se vea como algo normal.

 En este evento tu rival es un UFC (la mayor empresa de Artes Marciales Mixtas del Mundo, con algunos de los mejores peleadores) ¿qué sabes de él?

Creo que se trata del noveno UFC al que me enfrento y de hecho de las nueve peleas que he perdido, ocho fueron contra rivales UFC. Casualmente, hace diez años estuve en México grabando un reality show para la televisión y dormía en la misma habitación que el hermano del chico con el que peleo ahora. Nos hicimos muy amigos y ahora el destino me hace enfrentarme a su hermano.

Está claro que como entrenador te quedan muchos años, pero ¿hasta cuándo vamos a seguir viendo a Juanma Suárez competir?

Mi vida es el deporte. Mientras vea que puedo competir, seguiré compitiendo. Si no puede ser al máximo nivel, lo haré en Grappling, en Jiu Jitsu… Ahora mismo me encuentro bien.

¿Qué les dices a esos padres cuyos hijos quieren empezar a practicar este tipo de deportes?

Lo primero es informarse bien sobre el gimnasio al que los llevan. Que busquen a profesionales. Y que no se opongan. Yo creo que en la infancia y en la adolescencia no hay otra cosa que estudios y deporte. Mis hijos estudian, practican deporte y listo. Cuando sean mayores ya decidirán. Yo me limito a darles las herramientas para que ellos luego escojan su camino.

Entrevista realizada por Vicente de Mediapress Global

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies